Las semillas de hinojo son el fruto de Foeniculum vulgare, o lo que comúnmente se conoce como hinojo, una planta con flores en la familia de la zanahoria. Originarias del mediterráneo, estas semillas aromáticas ahora se usan en cocinas de todo el mundo. Debido a su sabor similar al regaliz dulce y sutil, la semilla de hinojo a menudo se confunde con el anís.

Asimismo, las semillas de hinojo también se utilizan en el ámbito de la medicina natural. Se cree que  ayudan a nivel digestivo y por ende se utilizan para hacer té y cápsulas que se venden para este propósito. Y en India y Pakistán, la semilla de hinojo se tuesta y se come comúnmente después de una comida para tener aliento fresco, el cual es un beneficio adicional. Puedes conservar las semillas de hinojo en un recipiente hermético, en un lugar fresco, seco y oscuro por hasta seis meses.

Como se mencionó anteriormente, el hinojo se usa por vía oral para tratar varios problemas digestivos, como acidez estomacal, gases intestinales, hinchazón, pérdida de apetito y cólicos bebés. También se usa en la piel para el crecimiento excesivo del vello corporal en las mujeres, los síntomas vaginales después de la menopausia y para prevenir las quemaduras solares. Pero existe evidencia científica limitada para respaldar la mayoría de estos usos.

  Beneficios de las semillas de hinojo

En alimentos y bebidas, el aceite de hinojo y las semillas de hinojo se usan como agentes aromatizantes. En otros procesos de fabricación, el aceite de hinojo se usa como agente aromatizante en ciertos laxantes y como componente de fragancia en jabones y cosméticos.

Beneficios de los remedios caseros con las semillas de hinojo para la salud

  • Ayuda a regular la presión arterial: Un estudio encontró que masticar semillas de hinojo ayuda a aumentar el contenido de nitrito en la saliva, lo que lo convierte en una excelente forma natural de controlar los niveles de presión arterial. Además de esto, las semillas de hinojo también son una fuente muy rica de potasio y dado a que el potasio es un componente esencial de las células y los fluidos corporales, ayuda a controlar la frecuencia cardíaca y la presión arterial.
  • Reduce la retención de líquido: Beber té de hinojo regularmente ayuda a eliminar el exceso de líquidos, ya que funciona como diurético. Asimismo, la semilla de hinojo ayuda a eliminar toxinas y reduce el riesgo de problemas del tracto urinario. También tiene propiedades diaforéticas que estimulan la transpiración.
  • Contrarresta el estreñimiento, la indigestión, el síndrome de intestino irritable y la hinchazón: El té de hinojo es considerado uno de los mejores remedios caseros con semillas de hinojo para ayudar a la indigestión, el estreñimiento y la hinchazón, debido a los aceites que se encuentran en estas semillas. Las semillas de hinojo contienen estragol, fenchone y anetol, que contribuyen a las propiedades antiespasmódicas y antiinflamatorias de la planta. Para los que sufren del síndrome de intestino irritable, los aceites volátiles que se encuentran en las semillas de hinojo pueden ayudar a iniciar la digestión al promover la producción de enzimas gástricas.
  • Las semillas de hinojo reducen los síntomas del asma: Los fitonutrientes de las semillas de hinojo ayudan a limpiar los senos paranasales. De igual modo, son una excelente opción para ayudar con la bronquitis, la congestión y la tos, ya que tienen propiedades expectorantes.
  • Ayuda a purificar la sangre: Los aceites esenciales y la fibra en estas semillas se consideran muy útiles para eliminar las toxinas del cuerpo, lo que ayuda a limpiar la sangre. Es muy importante incluir alimentos en la dieta (como el hinojo) que ayuden a limpiar tu sangre, para asegurar que haya una absorción suave de nutrientes.

Usos de las semillas de hinojo

¿Cómo preparar remedios caseros con las semillas de hinojo?

Existen distintas maneras de preparar remedios caseros con las semillas de hinojo. Estas semillas contienen grandes concentraciones de aceite, inclusive más que la planta de hinojo en sí. Por esta razón, solo necesitas usar una cucharadita a una cucharada (aproximadamente 2 a 6 gramos) de semillas de hinojo secas y enteras en la mayoría de las recetas.

Puedes triturar o moler las semillas de hinojo enteras justo antes de agregarlas a tu comida o té. Esto ayuda a liberar más aceite y sabor. Si le agregas semillas de hinojo a tus platos de comida le estarás aportando un sabor a regaliz.

Puedes hacer un té simple triturando una cucharada de semillas de hinojo y vertiendo agua caliente sobre ellas. Hasta es posible agregar una cucharada de semillas de hinojo a alguna masa para obtener productos horneados. También puedes probar un suplemento de semillas de hinojo, lo cual es un remedio natural pero ya no es considerado como remedio casero.

Las semillas de hinojo combinadas con un poco de menta dan como resultado un enjuague que refresca y es bastante eficaz, que puedes utilizar para tener buen aliento. Igualmente puede disminuir las bacterias que se hallan en la boca y es capaz de neutralizar el olor luego de comer determinados alimentos. Los ingredientes que precisarás para este remedio casero con las semillas de hinojo son:

  • Cinco hojas de menta.
  • Una cucharadita de semillas de hinojo.
  • Una taza de agua hirviendo.

Su preparación es bastante sencilla, solamente debes colocar las hojas de menta y semillas de hinojo en el agua hirviendo; posteriormente tapas la taza y esperas hasta que esté tibia. Luego pasas la bebida por un colador para filtrarla. Así ya tendrás listo tu enjuague para que lo utilices dos veces al día luego de cepillarte los dientes.

Preparar Remedios Caseros con Semillas de Hinojo

Pero si lo que tienes son problemas digestivos, dificultad para dormir o algún proceso infeccioso, entonces puedes sacarle provecho a las propiedades del hinojo al ser preparado en té. Para  solo debes tener estos ingredientes:

  • Miel de abejas para endulzar el té.
  • Una taza de agua hirviendo.
  • Una cucharadita de semillas de hinojo.

Ya teniendo los ingredientes, procedes a verter la cucharadita de semillas de hinojo en la taza de agua hirviendo. Después, lo tapas y los dejas que repose por un aproximado de 10 minutos. Al transcurrir ese tiempo, procedes a colar la bebida y a endulzarla. Puedes tomar hasta tres tazas a diario.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar