A pesar de que la retención de líquidos no es considerada como una enfermedad, eso no es motivo para no prestarle la atención que se merece, es decir no se debe descuidar ya que las consecuencias que acarrea van mucho más allá del incremento del peso.

La retención de líquidos bajo términos médicos es denominada como ‘hidropesía’, y la misma por lo general se presenta como un síntoma de determinadas enfermedades, sobre todo las que están relacionadas al corazón, los riñones y el sistema digestivo.

Por lo tanto, la retención de líquidos es producida cuando el organismo no es capaz de llevar a cabo la eliminación de la cantidad de más que se tiene de fluidos y por ende ocurre un desequilibrio en los niveles de los mismos. Además, las personas suelen tomar acciones erróneas cuando presenta retención de líquidos ya que consideran que por el hecho de disminuir el consumo del agua se contrarrestará o se prevendrá de la retención de líquidos, y esto no es así ya que el agua no genera ningún efecto negativo para el organismo dado a que los riñones se encargan de expulsarla mediante la orina.

Por lo tanto, esa cantidad excesiva que se tiene de líquidos se va acumulando en los tejidos conllevando así a un incremento del peso que no tiene explicación debido a que por lo general en la mayoría de las ocasiones la hidropesía no presentan síntomas destacables que posibiliten determinar el motivo exacto de lo que está ocurriendo.

  Consejos para prevenir la retención de líquidos

No obstante, una de las maneras más sencillas de determinar si el aumento de peso se debe a la retención de líquidos es haciendo un poco de presión en un brazo con un dedo y si la zona al hundirse tarda mucho en volver en su estado natural, entonces lo más seguro es que se trate de retención de líquidos.

Síntomas de la retención de líquidos

La gran mayoría de las veces se suele pensar que la retención de líquidos ocurre sin ningún motivo aparente y que así como se presenta también se desaparece silenciosamente. Pero la realidad es que esto no es cierto y ocurre de una manera distinta y cuando los síntomas de la hidropesía se hacen presentes es importante supervisar la evolución del cuerpo y fijarse si tales síntomas se repiten con mucha frecuencia.

En caso tal de que los síntomas se repitan constantemente entonces puede que no se trate de retención de líquidos sino de problemas hormonales. Por lo tanto, es importante tener cierto conocimiento sobre los diferentes síntomas que se pueden presentar al padecer de retención de líquidos.

Hinchazón de las extremidades

Este es uno de los síntomas más destacados y característicos de la retención de líquidos, por ende, cuando el abdomen, las piernas, las muñecas y hasta los ojos se hincha, es un indicio de que el organismo puede que esté reteniendo líquidos.

Sentirse pesado

Debido a que el cuerpo tiene una cantidad excesiva de líquidos en su interior y por lo mismo la misma se almacena de una forma incorrecta, es normal que tengas la sensación de estar pesado. Asimismo, esto de igual manera hará que se incremente tu peso corporal y generará un poco de incomodidad.

Celulitis

Esto en muy pocas ocasiones suele ocurrir, solo sucede en casos muy graves. Cuando aparece la celulitis a veces conlleva a que las personas opten por tomar acciones demasiado extremistas, como realizar dietas milagrosas o invertir demasiado dinero en tratamientos para disminuir la celulitis.

Cansancio y malestar general

Sentirse cansado, con fatiga o con malestar general, es bastante común cuando se tiene retención de líquidos y esto se debe a que el sistema circulatorio no está funcionando debidamente.

Dieta para la retención de líquidos

Consejos para prevenir la retención de líquidos

Prevenir la retención de líquidos es posible, solo es cuestión de que adoptes algunos hábitos a tu vida para que así tu cuerpo pueda funcionar de la manera adecuada. Para esto deberás seguir los siguientes consejos.

  • Disminuye el consumo de sal: Disminuir el consumo de sal no solo consta de no colocarle tanta sal a la comida sino que también se debe disminuir la ingesta de productos muy salados como las conservas, los quesos curados, los embutidos y las bebidas gaseosas; todos estos alimentos aumentan la posibilidad de padecer de retención de líquidos.
  • Consume alimentos diuréticos: Algunos alimentos como el espárrago, la piña, la remolacha, la alcachofa; son diuréticos y contribuirán en la eliminación del líquido, por lo tanto si sufres de retención entonces es muy recomendable que consumas estos alimentos.
  • Bebe mucha agua: Este suele ser uno de los motivos principales por los cuales se desarrolla la retención de líquidos, así que consumir bastante agua hará que la circulación de la sangre se controle y por ende se eliminará todo el líquido excesivo que se halle en el cuerpo.
  • Haz ejercicio cardiovascular: Procura no tener una vida sedentaria, no pasarte todo el día viendo TV acostado en un sillón, puedes mantenerte activo físicamente realizando hasta ejercicios simple como salir a caminar o a trotar para que así la circulación esté oxigenada y disminuya la retención de líquidos.

Dieta para la retención de líquidos

Para eliminar la retención de líquidos, una de las dietas más populares es la dieta de los 7 días, la cual como su nombre lo indica tiene una duración de 7 días y en ese tiempo la retención de líquidos disminuirá considerablemente, no obstante para que la eliminación de la retención de líquidos sea efectivos hay ciertos hábitos que deberás conservar en tu vida y no solo por una semana.

Para llevar a cabo esta dieta, deberás tener en cuenta y seguir las indicaciones a continuación.

En la mañana: Al despertar deberás consumir dos vasos de agua tibia y agregarle el jugo de medio limón para que de esta forme estimules a tu organismo a que se active. Luego cuando transcurra media hora deberás consumir un batido el cual deberás preparar de la siguiente manera:

Ingrediente:

  • Una pera.
  • Una rodaja de piña.
  • Una rama de apio.
  • Medio pepino.
  • Una pizca de jengibre en polvo.
  • Un vado de bebida de avena.
  • Una cucharada de aceite de coco.

 

Preparación:

Deberás añadir todos los ingredientes a una licuadora y licuarlos hasta lograr una mezcla homogénea. Si luego por la manera te da más hambre, puedes entonces comer un par de tostadas de pan integral con un poco de aguacate y de tomar té verde.

Síntomas de la retención de líquidos

En el mediodía: La comida del mediodía estará conformada por dos platos y un postre, los de los cuales podrás elegir las siguientes opciones, teniendo en cuenta que puedes acompañar a los platos principales con arroz integral.

  • Primer plato: Gazpacho, zumo de verduras casero, crema de verduras o ensalada.
  • Segundo plato: Pescado, carne, huevo o legumbres.
  • Postre: Gelatina, compota de manzana o piña fresca.

En la media tarde: En este momento del día deberás consumir los 7 días de la semana una infusión de cola de caballo, ya que la misma cuenta con propiedades diuréticas. Y en caso tal de que tengas un poco de hambre, puedes optar por una porción de fruta.

En la noche: En la cena las porciones de comida que se van a ingerir deben ser moderadas, además de que mientras más temprano cenes es mucho mejor. La cena estará conformada por dos platos y un postre, y podrás armarla con las siguientes opciones y puedes acompañar con pan o arroz integral:

  • *Primer plato: Sopa, crema de verduras, gazpacho, ensalada o zumo de verduras.
  • Segundo plato: Pescado, aguacate, queso fresco o huevo.
  • Postre: Pera, una porción de frutos secos o manzana.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar