El regaliz es una hierba que las personas han usado durante miles de años para tratar una variedad de dolencias. Aunque el regaliz tiene efectos medicinales, la investigación científica solo respalda algunos de sus usos, y puede que no sea seguro para todos.

Debido a su sabor dulce, el regaliz también es popular como edulcorante en los dulces, y los fabricantes a veces lo usan para enmascarar el sabor de los medicamentos. Algunos caramelos de regaliz no contienen ninguna parte de la planta de regaliz, sino que usan aceite de anís como saborizante porque sabe y huele similar al regaliz.

El regaliz está disponible en muchas formas y presentaciones, incluyendo tés de hierbas, dulces, cápsulas de hierbas secas y extracto líquido.

No obstante, en el caso de las embarazadas, el regaliz no es tan bueno ni beneficioso, sino todo lo contrario, por ese motivo no se recomienda su consumo en mujeres que se encuentran en proceso de gestación. Por lo tanto, a continuación encontrarás el por qué el regaliz no debe ser consumido en exceso durante el embarazo.

¿Por qué se debe evitar el consumo de regaliz en el embarazo?

Las mujeres embarazadas deben evitar comer grandes cantidades de raíz de regaliz o caramelo de regaliz negro, ya que en un estudio se descubrió que la exposición prenatal a la hierba de sabor dulce puede estar relacionada con una pubertad más temprana, un coeficiente intelectual más bajo y problemas de comportamiento en los niños.

 Peligros del Regaliz

El estudio comprobó los resultados de las pruebas cognitivas y de memoria de 378 niños (con una edad promedio de 13 años) cuyas madres habían consumido poco o nada de regaliz durante el embarazo o habían consumido grandes cantidades, definidas como más de 500 miligramos de glicirricina por semana, el compuesto que da al regaliz su sabor característico.

Los investigadores encontraron que los niños que habían estado expuestos a grandes cantidades de glicirricina en el útero tenían habilidades de razonamiento cognitivo más pobres, y obtuvieron alrededor de 7 puntos menos en las pruebas de coeficiente intelectual, que aquellos que habían estado expuestos a poco o nada.

También obtuvieron peores resultados en las pruebas de memoria y, según informes de sus padres, tenían más de tres veces más probabilidades de tener síntomas de trastorno por déficit de atención e hiperactividad.

Para las niñas en el estudio, una mayor exposición a la glicirricina también se asoció con una pubertad más temprana y más avanzada. Las niñas en el grupo de alto contenido de regaliz eran más altas, en promedio, y pensaban alrededor de 8 kilogramos más que las del grupo de bajo contenido de regaliz.

¿Se debe evitar el consumo de regaliz durante el embarazo?

Cuando las mujeres se enteran de lo negativo que puede ser el regaliz durante el embarazo, se preguntan ¿La regaliz debería estar fuera del alcance de las mujeres embarazadas? Y la respuesta de esto es: no exactamente, pero sí deben estar al tanto de sus efectos potencialmente dañinos.

En Finlandia, donde el regaliz negro y los dulces de ‘regaliz salado’ (también conocidos como salmiakki) son populares, el gobierno ya advierte contra el consumo de glicirricina durante el embarazo. Si bien el consumo ocasional de dulces o helados con sabor a regaliz no es peligroso, según las directrices de ese país, el regaliz generalmente no se recomienda para las mujeres embarazadas.

En otros países, también recomiendan que las mujeres embarazadas eviten consumir grandes cantidades de raíz de regaliz en los alimentos, o usar la raíz de regaliz como suplemento. En forma seca o en forma de cápsulas, la raíz de regaliz se usa para tratar úlceras y dolencias estomacales, dolor de garganta e infecciones virales; lo cual también debe evitarse.

Beneficios del Regaliz

El efecto de la glicirricina en el organismo

El compuesto del regaliz, la glicirricina, puede explicar los efectos que se observaron en los estudios realizados. En el cuerpo, la glicirricina bloquea la actividad de una enzima que ayuda a proteger al feto de los altos niveles de cortisol, que a veces se conoce como la hormona del estrés. Los altos niveles de cortisol pueden afectar el desarrollo neurológico de un feto, según los investigadores.

Normalmente, esta enzima funciona al convertir el cortisol en su forma inactiva, llamada cortisona, antes de pasar a través de la placenta al feto. En un estudio de laboratorio anterior, el mismo grupo de investigadores descubrió que dosis muy bajas de glicirricina bloqueaban efectivamente esta enzima, permitiendo que el cortisol fluya a través de la placenta.

Sin embargo, los investigadores notaron que no podían determinar en el estudio una cantidad límite específica para la cantidad de regaliz que una mujer embarazada puede consumir, o si hubo un momento específico durante el embarazo en el que las mujeres debían evitar el dulce.

Además, los investigadores advirtieron que el regaliz puede no ser el único factor en el estudio que afectó el desarrollo. Es posible que otros factores no medidos hayan jugado un papel de igual manera.

Cabe mencionar que los autores de las investigaciones llevadas a cabo describen que sus hallazgos son comparables a los efectos del consumo excesivo de alcohol durante el embarazo en los problemas cognitivos y de comportamiento de los niños. Del mismo modo que a las mujeres se les advierte que no beban durante el embarazo, dicen que también se les debe informar sobre los riesgos potenciales del regaliz.

Evitar Regaliz en el embarazo

Recomendaciones respecto al consumo de regaliz durante el embarazo

Aunque los médicos informen a sus pacientes embarazadas acerca de los posibles efectos nocivos del regaliz durante el proceso de gestación, tampoco significa que debe eliminarse del todo su consumo.

Es importante entender que un fenómeno descubierto entre un grupo de jóvenes no explica necesariamente las características detectadas en el desarrollo de un individuo. Esto puede variar por completo en cada persona. Sin embargo, sirven de indicios para corroborar lo dañino que puede llegar a ser el regaliz siempre y cuando sea consumido en exceso.

Si estás embarazada y has estado disfrutando de caramelos de regaliz, no te asustes. Por un lado, el estudio se refiere al consumo elevado, y aunque no hay forma de determinar una cantidad segura, lo más probable es que no hayas hecho ningún daño al disfrutar de los dulces ocasionalmente.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar