Si algo desconoce la mayoría de la gente son la cantidad de propiedades nutricionales del marisco, y más si vivimos en un país que produce una gran cantidad de marisco de una calidad excepcional. Esto puede ser debido a que hasta hace unos años (pongamos veinte como mucho) el marisco sólo se consumía en las zonas de costa donde se recogía que, aunque es una amplia zona costera la que tiene España, se trataba de un mercado bastante pequeño.

Hoy en día, ya podemos encontrar todo tipo de marisco autóctono en las pescaderías de todo el país, y todavía más con el auge de las tiendas de Internet en el que se puede comprar marisco online directamente desde el mar hasta tu casa sin necesidad de tener que irlo a comprar tu mismo.

Las beneficiosas propiedades del marisco

Como hemos dicho previamente, el marisco tiene una gran cantidad de propiedades beneficiosas para el ser humano. Dentro del marisco hay que diferencias dos grandes grupos como son los crustáceos y los moluscos, pero las propiedades nutricionales del marisco siempre son beneficiosas para el organismo si se toman en una medida justa.

El marisco, al ser de origen animal cuenta con unas proteínas de una calidad muy alta, con muy poca grasa, exceptuando casos muy concretos como los langostinos y los mejillones por lo que se ha de tener cuidado con su consumo debido a los altos índices de colesterol que contienen. Si hay algo en lo que destaca el marisco es en que contiene ácido fólico en altas proporciones, algo que es fundamental para las mujeres embarazas que necesitan suplementarse de este ácido.

Tiene una gran cantidad de vitamina A que ayuda al cuidado de la piel y de los ojos y de vitamina D que ayuda a absorber el calcio. También destaca por contener fósforo (ayuda a absorber las vitaminas), calcio (para nuestros huesos) y yodo (ayuda con el tiroides y la tensión).

Con qué debemos acompañar el marisco

El marisco se ha de acompañar con limón, perejil o tomate que son ricos en vitamina C y ayudan a absorber los minerales del marisco. También se pueden combinar con productos con mucha fibra.

Pero si algo bueno tiene el marisco es que se puede tomar sólo, simplemente cociéndolo que es cómo más se consume en Galicia (comprar marisco gallego a domicilio) y lo único en lo que debemos prestar atención es en no pasarnos de coción para que albergue la mayoría de sus propiedades. Hay que evitar empanarlo, rebozarlo y freírlo ya que de este modo nos aportará muchísimas más calorías.