La miel de abejas es una emulsión dulce y con cierta densidad y la misma es fabricada por estos insectos quienes la hacen con la finalidad de tener en alimento en la época de invierno ya que en ese momento se presenta mucha escasez, además la miel también les permite tener un control sobre la temperatura de la colmena para así tener una temperatura adecuada.

La miel de abejas está conformada por distintos elementos, los cuales son la glucosa, la sacarosa, la maltosa y la fructosa; siendo todos estos distintos tipos de azúcar, además también contiene aceite, agua y enzimas especializadas.

De una manera simple, la miel es un alimentado elaborado por las abejas usando como base el néctar de las flores, de secreciones de algunas plantas y luego todo esto lo llevan para a la colmena para luego ser transformado y convertirse en alimento de las abejas que allí se encuentran, teniendo en cuenta que lo mezclan con otros elementos característicos de las abejas. Luego lo único que hacen es almacenar la miel y esperar un tiempo para su maduración.

El proceso de la fabricación de la miel de abejas

Hay un tipo de abeja denominada como abeja pecoreadora y estas en realidad son las abejas obreras y su labor es ir al exterior de la colmena para conseguir alimento. El ciclo de vida de estas abejas consiste en que demoran 21 días para nacer, luego viven 21 días con la labor de limpiar la colmena, dando de comer a las larvas y generando cera, los 21 días restantes los viven trabajando de pecoreadoras.

  beneficios de la miel de abejas

Lo primero que llevan a cabo estas abejas para elaborar la miel es pasar de flor en flor recogiendo su néctar el cual las mismas flores se encargan de producirlo. Haciendo uso de la lengua, la abeja sorbe el néctar y procede a almacenarlo en el estómago intermedio.

Mientras está volando puede llegar a una velocidad de 25 kilómetros por hora normalmente, aunque a veces puede inclusive llegar a los 40 kilómetros por hora. En el transcurso de su vida una abeja vuela alrededor de 700 kilómetros y a pesar de parecer tanto, solo será capaz de producir media cucharada de miel basándose en un trabajo diario de 10 horas.

Luego de que recolecta el néctar de las flores, la abeja retorna a la colmena y deposita el néctar que recolectó en la boca de las abejas encargadas de almacenarlo, la labor de éstas es obtener el néctar de las abejas pecoreadoras.

Las abejas almacenadoras tienen una función que consiste en agregar enzimas fabricadas por ellas misma al néctar. Luego el néctar es almacenado en las celdas del panal e irá madurándose con el tiempo para convertirse en miel. Las enzimas que son depositadas por las abejas en el néctar hacen que el agua se vaya evaporando alcanzando así cierto nivel de humedad y esto hace que se fabrique la emulsión viscosa conocida como miel.

Como usar la miel de abejas

Los beneficios de la miel de abejas

  • Combate el insomnio: La miel es capaz de producir un efecto que relaja y tranquiliza al cerebro y al cuerpo en general ya que la misma contribuye a que actúe el triptófano que es el encargado de la regulación del sueño.
  • Cicatriza las heridas: Las heridas pueden cicatrizarse mucho más rápido haciendo uso de miel de abeja ya que ésta cuenta con propiedades cicatrizantes y antisépticas que contribuyen a combatir las infecciones y hacen más rápido el proceso de cicatrización.
  • Adelgaza: La miel al ser consumida diariamente pero en porciones pequeñas, claro está, puede contribuir a que adelgaces. Por lo tanto, la miel es muy recomendable para bajar de peso debido a que genera cambios en el metabolismo y hace que el cuerpo descanse mucho mejor.
  • Estimula el cerebro: La miel optimiza las funciones cerebrales ya que está compuesta por minerales, tales como el hierro, el calcio y el fósforo; haciendo énfasis en el calcio ya que este es excelente para conservar la salud de las hormonas para que así éstas sean capaz de transmitir la información entre ellas mismas. En cuanto al hierro y al fósforo, estos optimizan las funciones pertinentes al sistema nervioso.
  • Mejora la digestión: La miel tienen un alto nivel de efectividad para mejorar el tránsito de los intestinos por lo que es ideal para tratar el estreñimiento ya que actúa como una especie de fibra beneficiando así la flora intestinal.

Remedios caseros con miel de abejas

Remedio para la digestión

Si tienes problemas para hacer digestión, o padeces de inflamación del colon, entonces la miel es tu mejor opción.

Ingredientes:

* Una taza de agua

* Una cucharada de jengibre rallado

* Dos cucharadas de miel

Preparación

Coloca a hervir la taza de agua hasta llegar a su punto de ebullición, en ese momento deberás añadir el jengibre rallado. Luego retíralo del fuego y deja que repose como 10 minutos, posteriormente la deberás colocar y agregarle la miel.

Este remedio deberás consumirlo dos veces al día cuando tengas molestias estomacales.

Remedio para los dolores de cabeza

La miel cuenta con propiedades analgésicas son muy efectivas para tratar los dolores de cabeza.

Ingredientes

* Una taza de miel de abeja

* Diez clavitos de olor

* Una taza de agua

Preparación

Pon a calentar la miel en baño maría y añádele los clavitos de olor. Posteriormente tienes que verter el producto en un envase que cierre herméticamente y dejarlo que repose por uno o dos días. Luego de haber transcurrido ese tiempo debes extraer algunas cucharaditas del remedio y diluirlo en una taza de agua caliente.

Este remedio deberás tomarlo cuando tengas algún dolor de cabeza o dolor en los músculos, su ingesta se basa en consumirlo dos veces al día.

Remedios caseros con miel de abejas

Remedio para los cólicos menstruales

La miel pose propiedades antiinflamatorias y tranquilizantes las cuales si se complementan con las propiedades de la canela para combatir los espasmos, hace que sea el remedio perfecto para tratar los cólicos característicos de la menstruación.

Ingredientes

* Una taza de agua

* Media cucharada de canela en polvo

* Una cucharada de miel

Preparación

Coloca a hervir la taza de agua y añádele la canela en polvo y la miel. Luego retíralo del fuego y deja que repose hasta que esté a una temperatura tolerable para su consumo.

Este remedio tienes que tomarlo caliente y 3 veces al día.

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar