La máscara de hipoxia es un producto que se ha estado volviendo muy popular últimamente en el mundo del entrenamiento físico y por lo tanto lo han empezado a utilizar una gran cantidad de personas alrededor del mundo.

Para poder entender el concepto de la máscara de hipoxia, principalmente se debe conocer lo que significa el término ‘hipoxia’ en sí. Por consiguiente, la hipoxia se trata de un déficit de oxígeno en el cuerpo, no obstante el motivo principal por el cual el cuerpo es capaz de responder a nivel fisiológico al entrenar de esta manera, las cuales son características asociadas al entrenamiento en altura, se debe a que se produce una reducción de la presión de la atmósfera y esto conlleva a que disminuya la presión del aire que se inspira, disminuyendo así su densidad y la cantidad de aire que se respira.

En cuanto a la máscara de hipoxia, son máscaras que se elaboraron con la finalidad de simular el entrenamiento en altura, éstas han ido volviéndose populares desde algunos años atrás. El objetivo principal de este producto es optimizar considerablemente el rendimiento físico al entrenar utilizándolo. Lo peculiar de todo esto es que conllevan a la hipoxia, lo que significa que se inhala una menor cantidad de oxígeno cuando se respira, lo mismo que se experimenta cuando entrenas en la montaña por ejemplo.

Por lo tanto los expertos en el área del entrenamiento físico se dieron cuenta que los deportistas anhelaban una optimización de su capacidad de rendimiento, sobre todo en las disciplinas en donde la resistencia en lo primordial, tales como el ciclismos, el fútbol, los maratones, etc.

Efectividad de la máscara de hipoxia

Se llegaron a probar diferentes técnicas pero la mayoría de estas no demostraron mucha eficacia. Luego, idearon y materializaron la máscara de hipoxia, se notó una eficiencia muy notoria ya que con el uso de la misma se logró mejorar la resistencia y el rendimiento físico.

La máscara de hipoxia aumenta la intensidad del entrenamiento

Como se mencionó con anterioridad, la máscara de hipoxia se diseñó con el propósito de igualar los efectos que se obtienen al entrenar a grandes alturas, y esto lo hicieron posible mediante la limitación de la entrada y la salida del aire mientras se realizan ejercicios del tipo cardiovascular y de esta forma se entrenan distintos músculos del cuerpo, haciendo énfasis en los músculos respiratorios.

Uno de los beneficios de esta máscara, además de los que ofrece a nivel físico, es que puedes entrenar en el nivel del mar y simular que estás en las alturas, todo esto a un precio mucho más accesible en cuanto a lo económico ya que no deberás trasladarte a otros sitios a entrenar lo cual genera varios gastos y suele resultar muy costoso.

Cuando se entrena haciendo uso de la máscara de hipoxia, se nota un incremento considerable en el aspecto anaeróbico, en la capacidad de los pulmones, en la cantidad de oxígeno que se consume, el la energía que se produce y en la resistencia tanto a nivel físico como mental.

Sin embargo, cabe destacar que todo esto aún no ha sido comprobado por científicos ya que la máscara de hipoxia es relativamente nueva y se han realizado pocos estudios sobre ésta.

La efectividad de la máscara de hipoxia es controversial

La hipoxia naturalmente se produce en el cuerpo cuando la persona se encuentra a grandes altura por lapsos de tiempo largos, los cuales tienen una duración mínima de un mes. Con esta condición se puede incrementar y optimizar la capacidad para respirar de los que entrenan, al mismo tiempo genera algunas modificaciones hematológicas ya que incrementa la hemoglobina que se encuentra concentrada en la sangre lo cual hace que se tarde más tiempo para fatigarse. Sin embargo, ¿La máscara de hipoxia realmente puede generar el mismo efecto?

Beneficios de la máscara de hipoxia

Lo primero que hay que considerar es que la máscara de hipoxia tiene poco tiempo de haber sido diseñada, en comparación de otros productos destinados al entrenamiento físico, y por lo tanto los estudios que se han realizado acerca de éste máscara son muy pocos, y los que se han realizado no indican una gran efectividad al simular los efectos de la hipoxia natural.

Las máscaras de hipoxia son capaces de regular la entrada del aire por medio de la boca y de la nariz posibilitando así que entre mucho menos  oxígeno que cuando no se está utilizando este producto.

Esto conlleva a que la persona tenga que esforzarse más a la hora de entrenar, sin embargo no origina mejorías en otros ámbitos tales como la tensión arterial, la frecuencia del corazón, la saturación del oxígeno, etc.

Y esto puede que ocurra por diferentes causas, entre ellas que cuando entrenas solo algunas horas haciendo uso de la máscara de hipoxia no es lo mismo ni iguala el hacerlo en la altura por lapsos de tiempo prolongados. Aunque, sí está comprobada la efectividad de este producto con entrenamientos intermitentes.

Y aunque este gran producto puede que no cumpla con todas las expectativas, sí ha podido demostrarse mediante los estudios realizados su eficacia para optimizar los músculos respiratorios en las personas que lo utilizan con regularidad cuando entrenan.

Ventajas de la máscara de hipoxia

Los beneficios de la máscara de hipoxia

Aunque las máscaras de hipoxia no son capaces de simular el entrenamiento en altura como tal y no haya muchos indicios de lo efectivas que puedan llegar a ser, sí ofrecen beneficios cuando se entrena utilizándolas.

Las máscaras de hipoxia no son capaces de reducir la presión de la atmósfera, y la restricción que produce es en cuanto a la entrada y salida del aire pero no del oxígeno en sí. Por lo tanto el incremento de los glóbulos rojos no será muy considerable en comparación a los que entrenar por lapsos de tiempo largos en las alturas.

Sin embargo, estas máscaras tienen muy buena utilidad ya que como limitan la entrada y salida del aire, esto hace que se fortalezcan los músculos respiratorios. Y cuando este grupo de músculos es trabajado, se optimiza la capacidad pulmonar y por consiguiente ocurre una mejoría en el rendimiento físico.

Además, como se inhala más cantidad de dióxido de carbono, sí provoca un efecto de hipoxia pero muy mínimo, y según un estudio realizado, esto igualmente provoca que la persona que entrena rinda más. Inclusive las máscaras de hipoxia pueden causar un efecto a nivel psicológico para que seas más tolerante ante el esfuerzo que realizas.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar