Mantenerse saludable está en la parte superior de la lista de prioridades de casi todos, y tus elecciones diarias pueden determinar qué tan saludable estás, por eso hay que hacer dieta y ejercicio. No todo está bajo tu control, pero los hábitos y enfoques que adoptas para tu salud a menudo pueden marcar la diferencia entre estar sano y no saludable.

Por lo tanto, dos áreas sobre las que se tiene mayor control son la dieta y el ejercicio. Ambos pueden tener enormes efectos en la salud general y pueden ser algunos de los principales factores para prevenir enfermedades y otras complicaciones más adelante en la vida. Las medidas preventivas de atención médica como una dieta adecuada y ejercicio también pueden ayudar a tu presupuesto.

Tener una dieta sana y equilibrada acompañada de ejercicio regular es esencial para mantener la salud física  mental y el bienestar general. Estos no solo son efectivos para prevenir el aumento de peso excesivo o para mantener la pérdida de peso, sino que también los estilos de vida más saludables están asociados con la mejora del sueño y el estado de ánimo. La actividad física mejora particularmente la función y los resultados relacionados con el cerebro.

Recomendaciones para hacer dieta y ejercicio

Entonces, el ejercicio regular y el consumo de una dieta saludable, es decir hay que hacer dieta y ejercicio ya que esto puede conducir a una serie de beneficios, que incluyen un aumento de energía, felicidad, salud e incluso una larga vida. Hacer dieta y ejercicio son fundamentales para determinar la salud de una persona, y hacer que ambos formen parte de tu estilo de vida puede hacer una gran diferencia en tu aspecto y sensación.

Recomendaciones para hacer dieta y ejercicio

Respecto a la dieta, las necesidades dietéticas difieren para cada persona, pero en general, algunos de los mejores alimentos que debes comer regularmente incluyen:

  • Frutas y vegetales.
  • Proteína.
  • Granos enteros.
  • Nueces y legumbres.

Intenta equilibrar elementos como lácteos y aceites, junto con carnes y aves. Trata de evitar los dulces, los alimentos excesivamente salados, los alimentos con alto contenido de grasas trans y el uso excesivo de alcohol. Presta atención al recuento de calorías: la cantidad necesaria variará según tu estatura, edad y sexo.

En cuanto al ejercicio, en general debes apuntar a al menos dos horas y media de ejercicio de intensidad media por semana, o una cantidad ligeramente menor de ejercicio de alta intensidad.

Mezclar ejercicios aeróbicos con cosas como el entrenamiento con pesas o los deportes es una excelente manera de variar tus entrenamientos. Asegúrate de estirar antes y después de hacer ejercicio, y toma las precauciones de seguridad adecuadas.

 

Los beneficios de hacer dieta y ejercicio regularmente

Tener hábitos saludables, tales como hacer dieta y ejercicio con determinada regularidad resulta muy ventajoso para las personas a nivel general en la salud (mental, física y emocional), por esta razón es sumamente importante tener estos hábitos presentes en el día a día.

Beneficios de hacer dieta y ejercicio

Conocer un poco acerca de estas ventajas puede impulsar a las personas a realizar cambios en su estilo de vida para ser más saludables, por ende entre las ventajas de hacer dieta y ejercicio se encuentran:

  • Funcionan como un antidepresivo: Ya sea que en ocasiones tengas los ánimos bajos o que sufras de depresión crónica, la tristeza puede hacer que todo en la vida se sienta más difícil. Los medicamentos antidepresivos han sido un regalo del cielo para muchas personas, pero un estudio encontró que los pacientes con depresión que hacen ejercicio aeróbico muestran una mejoría en sus síntomas tanto como las personas que toman medicamentos. Aún mejor, un seguimiento del estudio encontró que los efectos del ejercicio duran más que los del medicamento.
  • Previenen enfermedades: Uno de los mayores beneficios de una buena dieta y ejercicio es la forma en que ayudan a tu cuerpo a evitar enfermedades y otras afecciones. El sistema inmunitario de tu cuerpo es una máquina compleja, y la dieta y el ejercicio pueden afectarte en gran medida. Demasiados alimentos inadecuados pueden ponerte en riesgo, pero los alimentos adecuados complementados con el ejercicio pueden aumentar la capacidad de tu cuerpo para combatir enfermedades.
  • Ayudan a conciliar el sueño: Los problemas del sueño son una preocupación para millones de personas en todo el mundo, y la dieta y el ejercicio pueden influir en tus hábitos de sueño. El ejercicio en particular, puede afectar directamente tu capacidad de conciliar el sueño y permanecer dormido. Se recomienda no hacer mucho ejercicio o comer justo antes de acostarte, pero los hábitos adecuados en ambas áreas pueden convertir las noches inquietas en cómodas.
  • Mantienen en forma: Si tienes sobrepeso, comer saludablemente y hacer ejercicio regularmente puede ayudarte a perder peso y no recuperarlo. Si no tienes un problema de peso, la actividad física y una dieta saludable pueden ayudarte a mantener tu peso actual y reducir el riesgo de aumentar de peso a medida que envejeces. Los alimentos saludables generalmente son más bajos en calorías y más ricos en nutrientes que otros alimentos, y la actividad física regular quema calorías adicionales para mantener un físico saludable.
  • Proporcionan energía: Una combinación de ejercicio y alimentos saludables puede aumentar tu nivel de energía y ayudarte a sentirte más alerta y consciente, tanto mental como físicamente. Los alimentos saludables le dan a tu cuerpo los nutrientes y vitaminas que necesita para funcionar de la mejor manera.

Ventajas de hacer dieta y ejercicio

  • Fortalecen los huesos: La densidad ósea puede ser un tema poco común entre las personas, pero todos deben ser conscientes de ello, especialmente porque ayuda a mantener un cuerpo fuerte y móvil. Y de acuerdo a un estudio histórico, la mejor manera de aumentar la densidad ósea y reducir el riesgo de fracturas y osteoporosis en la vejez es hacer ejercicios como correr o bailar. Los investigadores descubrieron que los adultos que hacían ejercicio moderada o vigorosamente tenían una mejor densidad ósea que aquellos que hacían poco o nada.
  • Brindan diversificación: El ejercicio y la alimentación saludable pueden contribuir a que tu vida sea más diversa e interesante. Busca formas creativas de estar físicamente activo en tu vida diaria y no te apegues a la misma rutina de ejercicio todo el tiempo. Haz ejercicio con compañeros de trabajo, baila con amigos, juega en un equipo deportivo y pasa tiempo activo con tus hijos y familiares. Seguir una dieta saludable también puede brindar oportunidades para cocinar en casa, asistir a clases culinarias, visitar el mercado de agricultores y más actividades divertidas.

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar