El descontrol del colesterol es peligroso, el colesterol es un elemento ceroso con cierta semejanza al a grasa, el mismo puede encontrarse en todas las células del organismo. El cuerpo precisa de colesterol para la producción de determinadas hormonas, componentes que contribuyan en el proceso digestivo y vitamina D.

El organismo por su propia cuenta es capaz de producir todo el colesterol que precisa, asimismo también puede obtenerse colesterol de alimentos de origen animales tales como las carnes, el queso y la yema de los huevos.

Cuando se tiene un alto nivel de descontrol del colesterol en la sangre, existe la posibilidad de que este se combine con otros elementos del organismo y por consiguiente se forma una especie de placa la cual se va pegando a las paredes de los vasos de la sangre y a esto se le denomina como arterioesclerosis.

Esta afección puede acarrear enfermedades en las arterias coronarias, hacerlas más estrechas o producir una obstrucción en estas. El descontrol del colesterol es un componente de gran importancia de la bilis, la cual es segregada por la vesícula y su finalidad es contribuir en el proceso digestivo de las grasas.

Por lo general se habla del colesterol HDL y del colesterol LDL, pero en cuando se ve desde una perspectiva cardiovascular se hace referencia a estos términos a la manera en que el colesterol se transporta.

 Peligros del descontrol del colesterol

Es importante saber que el colesterol es una sustancia que es soluble en la grasa, es decir se puede disolver en la misma, por esta razón es que no se puede desplazar por su propia cuenta a través de la circulación sanguínea. Por esto es que hay unas estructuras a las que se les llama lipoproteínas y su función es trasladar el colesterol por medio de la sangre:

  • LDL: Son lipoproteínas de baja densidad, y son las encargadas del transporte del colesterol desde el hígado hacia el resto del cuerpo.
  • HDL: Son lipoproteínas de baja densidad, por ende son moléculas que pueden transportar el colesterol desde el hígado hacia el reto del organismo.
  • Las personas llaman al colesterol HDL o lipoproteínas HDL como colesterol bueno, y a al colesterol LDL o lipoproteínas LDL las denominan como colesterol malo.
  • Colesterol LDL: Es considerado como malo porque su presencia se debe a un exceso de estas lipoproteínas, y las mismas se pueden acumular en las paredes de las venas y dejan ahí una placa del colesterol que se transporta.
  • Colesterol HDL: Es bueno ya que las lipoproteínas pueden recoger la grasa que circula o está pegada en las venas, luego las trasladan hacia el hígado donde será procesada.

Mientras más altos estén los niveles del colesterol bueno, se va a tener menos riesgo de que el colesterol malo obstruya las venas y por consiguiente menos probabilidad de padecer de enfermedades cardiovasculares.

La importancia de descontrol del colesterol

Los  niveles de descontrol del colesterol en la sangre dependen del tipo y el volumen de grasas que se consuman por medio de los alimentos. Cabe destacar que hay grasas que no hacen daño a la salud, sin embargo es crucial poder diferenciar entre las grasas que son sanas y las que perjudican al organismo.

Las lipoproteínas son las encargadas de transportar al colesterol por el torrente sanguíneo hasta el hígado. Pero cuando los niveles del descontrol del colesterol están altos, la cantidad que se tiene en exceso procede a depositarse en las arterias y esto atrae consecuencias muy negativas para salud.

Importancia del descontrol del colesterol

¿Cómo controlar los niveles del colesterol?

Primeramente, para prevenir que ocurran daños en la salud de la sangre, el nivel del colesterol no debe superar a los 200 miligramos en un decilitro de sangre. Cuando los niveles son superiores a 240 miligramos por decilitro de sangre, existe una alta probabilidad de enfermar, por consiguiente se va a precisar ir a un médico urgentemente.

Se deben considerar distintos aspectos para controlar los niveles de colesterol en la sangre, entre ellos tener una alimentación saludable y balanceada, debido a que la principal fuente de colesterol se encuentra en los alimentos que se consumen.

La leche, el queso, las carnes y los huevos son los alimentos que mayor colesterol aportan. Por esta razón es que debe regularse el consumo de todos estos. Para que no tengas que consumirlos en tantas cantidades, puedes alternarlos comiendo algunos días pescados que son fuentes de grasas saludables y ayudan a disminuir los niveles del colesterol.

Las consecuencias del descontrol del colesterol alto

Entre las consecuencias de tener descontrol del colesterol se encuentran diversas complicaciones de la salud, entre las cuales destacan:

  • Cardiopatías isquémicas: Un nivel alto de colesterol significa que las arterias coronarias tendrán menos flujo de sangre, y esto disminuye el traslado de oxígeno hacia el corazón, produciendo una isquemia del miocardio.
  • Ateroesclerosis: Debido a que el exceso del colesterol es depositado en las paredes de los vasos de la sangre, se forma una placa de ateromas. Esto es un procedimiento que ocurre en todo el organismo y se manifiesta de formas diferentes provocando diversas consecuencias.
  • Tensión arterial alta: Los vasos de la sangre cuando se encuentran obstruidos, incrementan su resistencia ante el flujo de la sangre, acarreando como consecuencia que se incremente la tensión arterial, provocando así hipertensión arterial.

Consecuencias del descontrol del colesterol

  • Síndrome metabólico: Cuando se incrementan los niveles del colesterol y de los triglicéridos, produce efectos sobre el metabolismo del azúcar en la sangre, y esto conlleva a que ocurra un cuadro al cual se le denomina como síndrome metabólico o síndrome x, el cual se basa en un conjunto de factores que incrementan la posibilidad de desarrollar determinadas enfermedades tales como diabetes mellitus tipo 2 o enfermedades cardiovasculares; pudiendo inclusive hasta causar la muerte.
  • Accidente cerebro-vascular: Cuando las arterias que se encuentran en el cerebro se ven afectada por la ateroesclerosis, existe el riesgo de que ocurra un ACV (Accidente Cerebro Vascular), y por supuesto sufrir las consecuencias de éste tales como incapacitar a la persona a nivel motriz, producir coma, provocar déficit neurológico y en ocasiones hasta puede provocar la muerte.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar