Debemos prestar a atención a la salud de nuestros ojos, oídos, paladar, olfato y piel, pues son nuestro canal de comunicación con el mundo exterior.

Nos permiten percibir la belleza de la naturaleza, el exquisito aroma del café, la sedosidad de unos labios, las rítmicas canciones de Madonna y lo dulce de la miel. ¿Qué harías si te fallan uno de tus sentidos?  Para que esto no suceda, entérate de las mejores recomendaciones para cuidar tu vista, oídos, olfato, tu sentido del tacto y del gusto.

Una visión 20/20

Los ojos son órganos muy pequeños y a la vez delicados. Buena parte de la información que recibimos proviene del sentido de la vista. Para mantenerlos sanos, lo primero es desarrollar el hábito de visitar al oftalmólogo periódicamente. Además de ello, debemos cuidar nuestra alimentación. Para ello se debe incluir en nuestra dieta diaria alimentos ricos en vitamina A como la zanahoria, la leche, los espárragos. La vitamina A o retinol está relacionada con la producción de pigmentos indispensables para la retina.

Es importante ser prudente con la exposición a las pantallas de ordenadores y dispositivos móviles, así como debes ver la televisión  a una distancia prudente. Asegúrate de tener suficiente iluminación al leer y si es posible, emplea gafas durante el día para protegerte de los rayos UV.

Aléjate de los malos olores

Funciona como una alarma ideal para detectar situaciones de riesgo, como cuando hay una fuga de gas, un incendio o una comida en descomposición. Asimismo, nos ayuda a identificar cosas más placenteras como un perfume.

Si quieres aprovechar todos los beneficios de la aromaterapia gracias a tu sentido del olfato, indudablemente deberás evitar los olores fuertes, especialmente si se trata de un producto químico. Jamás introduzcas un objeto en tus fosas nasales. Procura no recibir golpes fuertes en tu nariz, no te expongas por mucho tiempo a hedores y si sientes comezón interna, entonces, debes rascarte con sumo cuidado.

Degusta mil sabores

Cuidar nuestro sentido del gusto es vital si queremos saborear naturalmente los alimentos y diferenciar los diferentes sabores. Para cuidar nuestro gusto, tenemos que, en todo momento evitar consumir bebidas o productos muy calientes o muy fríos. Así, como también decirle adiós a los alimentos muy condimentados. Cepilla tus dientes después de cada comida, esto incluye el aseo suave de la lengua.

Ten presente que el alcohol y los cigarrillos disminuyen la sensibilidad de las papilas gustativas. Para degustar al máximo un buen vino o un chocolate, tendrás que dejar estos malos hábitos.

Escucha a metros de distancia

El sentido del oído no solo es vital para escuchar nuestro entorno, sino para mantener el equilibrio. Es por ello que mantener la salud auditiva es un asunto serio. Entre varias cosas que se dirán a continuación, lo primero que debemos hacer para cuidar el oído es aprender a hablar por tu dispositivo móvil. Para ello, regula el nivel del sonido de la conversación y alterna el teléfono de oreja.  Evita exponerte a ruidos fuertes por mucho tiempo, en caso contrario procura usar protectores auditivos. Ten cuidado de introducir objetos extraños en tus oídos.

Las personas sufren pérdida de audición cada vez a más temprana edad. Si este es tu caso, es muy probable que según el nivel de pérdida que tengas, un otorrinolaringólogo te recomendará un audífono. Los audifonos baratos en Cordoba te ayudarán a compensar esa pérdida que tienes y escucharás mejor. Estas prótesis auditivas son aparatos pequeños y por lo tanto discretos, que procesan el sonido y harán que escuches lo que sucede en tu entorno con total nitidez.

Una piel saludable

Por último, pero no menos importante encontramos el sentido del tacto. Nos permite detectar las temperaturas y sentir dolor. En este se encuentra el órgano más extenso del cuerpo, la piel.

Mantenerlo el sentido del tacto saludable implica cuidar de nuestra piel, pues allí se encuentran los receptores táctiles. Esto amerita mantenerla limpia e hidratada. Una buena higiene exige del baño diario con jabón preferiblemente neutro y acto seguido, aplicar crema hidratante y tomar agua. También se recomienda llevar una dieta balanceada y no exponerse a temperaturas muy altas o muy bajas. Así como cuidar nuestra exposición prolongada al sol.

Puede suceder que aparezcan erupciones en tu piel, comezón, ronchas, producto de alguna reacción alérgica. Si es tu caso, no dudes en acudir al médico quien seguramente te recetará medicamentos antihistaminicos.

También conocidos como antialérgicos, los antihistaminicos son fármacos que, valga la redundancia, sirven para tratar las diferentes reacciones alérgicas como estornudos, picazón, urticaria, el goteo nasal, etc.

Higiene capilar

Un área del cuerpo al que se le presta poca atención es al cuero cabelludo. Es común ver personas con problemas como caspa, irritación, cabello seco o graso y caída del pelo que puede llegar al grado de alopecia.

La calvicie puede tener su origen en el estrés, problemas hormonales, enfermedades, reacción postparto o en el consumo de ciertos medicamentos. Para tratar la pérdida de cabello en los hombres existen muchas alternativas. En situaciones más avanzadas de alopecia existe la opción de realizarse un injerto capilar.

Este procedimiento consiste en tomar folículos de pelo y realizar una mínima incisión para trasplantar 1 o 3 cabellos de forma progresiva, hasta completar la zona que sufre de calvicie.

Para favorecer la salud de nuestro cuero cabelludo es vital no abusar de los productos químicos, usar champús indicados para nuestro tipo de piel, darnos masajes suaves mientras lavamos el cabello y llevar una dieta saludable.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar