Los carbohidratos, también conocidos como hidratos de carbono son como una especie de biomoléculas las cuales están conformadas por un total de tres componentes básicos que son: el oxígeno, el carbono y el hidrógeno; aunque la cantidad de oxígeno es muy mínima. La labor principal de los carbohidratos en el cuerpo de los seres vivos es ayudar a almacenar y obtener energía inmediatamente, específicamente en el sistema nervioso y en el cerebro.

Todo esto es posible por una enzima denominada amilasa, y esta es fundamental en la descomposición de la molécula para convertirla en glucosa, es decir, en azúcar en la sangre, y así es que el organismo puede hacer uso de la energía para  llevar a cabo sus funciones cotidianas.

Como es una dieta baja en carbohidratos

Aunque la función principal de los hidratos de carbono (como se mencionó anteriormente) es brindar la energía que precisa el cuerpo para desempeñar sus funciones, los hidratos de carbono también cumplen con funciones secundarias que están asociadas a un buen estado de salud y al correcto funcionamiento del cuerpo. Entre estas funciones se encuentran:

  • Ahorrar proteínas: Los carbohidratos son utilizados como combustible por el organismo, y debido a esto se logra que no se haga uso de las proteínas con la misma finalidad para que las mismas puedan utilizarse para otros fines.
  • Aportar energía: Los hidratos de carbono a la vez cumplen la labor de reserva de energía, por lo que tal cantidad de energía almacenada se puede usar inmediatamente cuando se necesite ya que ésta se puede movilizar de forma rápida para así lograr la producción de glucosa. Por esta razón, diariamente las personas deben consumir hidratos de carbono.
  • Evita los cuerpos cetónicos: Cuando el organismo presenta baja cantidad de carbohidratos para la obtención de energía, el mismo hace uso de la grasa para reemplazarlos, por esta razón se pueden producir desechos denominados como cuerpos cetónicos, cuando hay demasiados cuerpos cetónicos es posible que conlleve a padecer de osteoporosis o de arritmias en el corazón.
  • Componen a tejidos fundamentales: Los carbohidratos forman parte de los tejidos nervios y los tejidos conectivos, asimismo también se ubican en las moléculas de AND y ATP.
  • Reguladores: La fibra alimentaria llamada celulosa ayuda en la regulación del proceso digestivo, por lo que previene el estreñimiento ya que ablanda las heces y aumenta el tamaño de estas, incrementa la sensación de saciedad, ralentiza el vaciado del estómago, etc.

Las dietas bajas en carbohidratos

Las dietas que se hagan bajar en carbohidratos siempre deben tener presente por lo menos un poco de hidratos de carbono ya que estos son necesarios para el organismo, no se pueden eliminar por completo de la alimentación. Por lo tanto, estos regímenes alimenticios se basan en disminuir el consumo de alimentos fuentes de carbohidratos tales como el pan, el arroz blanco, la pasta. Por ende, para poder llevar a cabo efectivamente esta dieta, lo primero que deberás hacer es incrementar la cantidad de proteínas que consumes y esto lo puedes hacer comiendo más carnes y huevos; también debes incrementar las grasas saludables que las puedes obtener de los frutos secos, el aguacate, el coco, las semillas de chía, el aceite de oliva, el pescado, semillas de linaza; además deberás complementar la dieta haciendo un poco de actividad física por lo menos 3 veces a la semana.

Esta dieta baja en carbohidratos tiene una gran efectividad para bajar de peso debido a que el metabolismo lograr funcionar mejor como resultado del incremento de las proteínas y grasas saludables que se consumen, esto a la vez contribuye a que disminuya la inflamación que pueda haber en el organismo y evita que se retenga líquidos.

Alimentos permitidos con carbohidratos

Pasos para hacer la dieta baja en carbohidratos

Para poder llevar a cabo este régimen alimenticio lo principal es hacer a un lado de la alimentación a los hidratos de carbono simples tales como la harina refinada, el azúcar, el arroz blanco, los dulces, las gaseosas, la pasta. En ocasiones puede que también sea necesario disminuir el consumo de avena, ñame, batata y pan integral.

Cabe destacar que la cantidad hidratos de carbono que se disminuye en cuanto a su consumo va a variar dependiendo del metabolismo de cada persona, y que tal disminución debe hacerse de manera gradual para así ir adaptando al organismo y no sufrir efectos secundarios como mareos, cambios de humor y dolores de cabeza.

A la hora de merendar deben estar presentes el queso, el huevo, el aguacate, el coco o frutos secos; también se puede complementar con una rebanada de pan integral o una fruta. En cuanto al almuerzo y a la cena, estos deben estar compuestos por una ensalada que sea cocida o cruda, aceite de oliva y proteínas, también puede haber algunos hidratos de carbono como arroz integral, pasta integral, calabaza, papa o frijoles.

Alimentos permitidos en la dieta baja en carbohidratos

En una dieta baja en carbohidratos, se permite el consumo de los siguientes alimentos:

  • Carnes, pollo, pescados.
  • Aceite de oliva, mantequillas y aceite de coco.
  • Frutas, verduras y legumbres.
  • Quesos, leche, yogurt.
  • Arroz integral, batata inglesa, batata dulce, ñame, yuca, pan integral, pasta integral.
  • Avellanas, nueces, merey, almendras.
  • Entre 2 a 3 litros de agua al día.
  • Semillas como la linaza, el ajonjolí, la chía y el girasol.
  • Café y té sin contener azúcar.

Lo mejor de la dieta baja en hidratos de carbono es que es apta para todas las personas, por lo cual puede implementarse a cualquier edad además es ideal para quienes padecen de niveles de colesterol elevados, sobrepeso, obesidad o diabetes.

Pasos para hacer la dieta baja en carbohidratos

Alimentos prohibidos en la dieta baja en carbohidratos

Al hacer este régimen alimenticio es fundamental procurar consumir lo menos posibles los alimentos que aporten demasiados hidratos de carbono, para facilitar esto lo ideal es leer la etiqueta con los ingredientes y aportes nutricionales de cada alimentos que se va a consumir. Entre los alimentos que se deben evitar se encuentran:

  • Cereales: Centeno, trigo, cebada. Además estos suelen componer a otros alimentos como las galletas y el pan.
  • Tubérculos: La papa, ñame, batata, yuca y ocumo.
  • Azúcares: Los zumos de frutas, dulces, tortas, galletas, edulcorantes, gaseosas.
  • Grasas trans: Comidas pre-cocinadas, margarinas industriales, papas fritas procesadas.
  • Otros: Pasta, harina de maíz, arroz.

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar