Los riñones cumplen la función de remover los desechos y los líquidos que tienes en el cuerpo, todo esto mediante la orina. En ocasiones cuando hay desechos en exceso y poca cantidad de líquido, los mismos tienden a acumularse y formar cálculos renales.

Los cálculos renales están compuestos por elementos característicos de la orina, los cuales por diversos motivos se aglomeran y solidifican en fracciones de mayor o menor volumen. El nombre del cálculo es determinado dependiendo del sitio en donde sea formado, ya que puede formarse tanto en los riñones como en la vejiga, y por lo tanto se le denomina como cálculo renal o cálculo vesical.

Los cálculos renales generan lo que se conoce como litiasis renal, aunque también posee otros nombres tales como nefrolitiasis y urolitiasis, la cual es una patología que ocurre cuando hay cálculos o piedras adentro de los riñones o en el conducto urinario tal como la uretra o la vejiga.

Los motivos por los cuales se forman los cálculos renales son diversos, ya que principalmente se generan por ciertas alteraciones en el metabolismo, reducción de la cantidad de orina que se expulsa o incremente de elementos químicos en la orina que complican el proceso de disolución de la misma.

Asimismo, es importante saber que existen cuatro tipos de cálculos renales que se clasifican por su composición:

  • Cálculos de calcio: Son los cálculos renales más usuales, generalmente están conformados por calcio y una sustancia química que se halla en gran cantidad de alimentos denominada como oxalato; sin embargo en ocasiones pueden haber cálculos renales que contienen calcio y fosfato.
  • Cálculos de cistina: Contienen un elemento químico que el cuerpo genera naturalmente la cual es conocida como cistina. Este tipo de cálculo son poco comunes y suelen presentarse en la mayoría de los casos en personas que tienen problemas genéticos que conllevan a que la cistina pase a formar parte desde los riñones hasta la orina.
  • Cálculos de ácido úrico: Este tipo de cálculos se desarrollan cuando hay demasiado ácido en la orina. Los cálculos pueden estar formados únicamente con ácido úrico aunque a veces también se combina el ácido úrico con el calcio.
  • Cálculos de estruvita: Se generan cuando existen algunos procesos infecciosos en las vías urinarias ya que las bacterias empiezan a producir amoniaco que se va acumulando en la orina. Los cálculos de estruvita están compuestos por amonio, fosfato y magnesio.

Causas de los cálculos renales

Causas de los cálculos renales

Las causas de los cálculos renales son muy variadas, y por lo general están relacionadas con una baja ingesta de líquidos, una mala alimentación, determinadas enfermedades y algunos factores genéticos. A pesar de que los cálculos renales no tengan en sí una causa precisa, si existen algunos factores que pueden incrementar el riesgo de desarrollar piedras en los riñones.

Los cálculos renales se forman debido a que el volumen de las sustancias encargadas de producir los cristales, tales como el ácido úrico, el calcio y el oxalato, cuando se encuentran en la orina están en cantidades muy elevadas y por ende se le complica a la orina la disolución de los líquidos que se hallan en ella. Asimismo, la orina puede presentar ausencia de elementos que no permitan que los cristales se unan entre sí, lo cual también incrementa el riesgo de que se formen cálculos renales.

Síntomas de los cálculos renales

Cuando se tienen cálculos renales, es posible padecer de distintos síntomas, los cuales van a depender del tamaño del cálculo y de los elementos de los cuales esté compuesto.

  • Cólicos nefríticos: Es bastante habitual que los cálculos generen este tipo de molestias, especialmente cuando ya se ubican en el tracto urinario. Estos cólicos se producen debido a que el cálculo obstruye la salida de la orina desde los riñones; y se caracterizan por el dolor de gran intensidad que causan en la espalda baja y los genitales. El dolor puedes aumentar y disminuir su intensidad de manera intermitente.
  • Litiasis asintomática: A veces los cálculos no presentan ningún tipo de síntoma, y por lo tanto solo son descubiertos casualmente cuando se encuentran en formación mediante exámenes de orina. Esto ocurre cuando el tamaño de los cálculos es muy mínimo y por lo tanto no se perciben.
  • Hematuria: Esto hacen referencia a la presencia de sangre en la orina, la cual se puede observar a simple vista o solo puede ser vista desde un microscopio. Esto sucede como consecuencia de que los cálculos hieren el interior de los órganos por donde se traslada.
  • Dolor lumbar: A veces, la intensidad del dolor de los cálculos renales es menor. Sin embargo, su duración es continua y se mantiene en un lugar en específico que es la zona lumbar, que es la que se encuentra en el entorno de los riñones. En ocasiones este dolor suele relacionarse con otras afecciones como el reumatismo o molestias en los huesos y articulaciones.

Formas de eliminar los cálculos renales

Formas de eliminar los cálculos renales naturalmente

Toma bastante líquido

Deberás consumir grandes cantidades de líquido, especialmente de agua. A pesar de que a veces no te provoque beber agua por los cólicos productos de los cálculos renales, deberás beberla aun así ya que es fundamental para tu hidratación, lo cual también facilita la expulsión de los cálculos. Además, si no consumen la cantidad de agua suficiente también estarás más propenso a producir nuevos cálculos renales.

Consume vitamina C

Es una vitamina que sueles encontrar diariamente en tu alimentación, y es importante que sea así ya que será de gran ayuda para eliminar los cálculos renales. La vitamina C es muy eficaz en cuanto a la desintegración de los cálculos.

Come muchas frutas y verduras

Hay diversos alimentos que ayudan en gran medida en la eliminación de los cálculos renales y también previenen la formación de estos. Al mismo tiempo mejorar tu sistema inmune aumentando tus defensas. El consumo de estos alimentos hará que disminuyan los síntomas de los cálculos renales, que se desintegren las piedras y se prevengan de la aparición de nuevos cálculos.

Síntomas de los cálculos renales

Ingiere vinagre de manzana

Es uno de los remedios más efectivos para eliminar las piedras de los riñones ya que naturalmente contribuye en la disolución de los cálculos. Para sacarle el máximo provecho a este remedio y a las propiedades medicinales con las que cuenta, deberás ingerir una cucharada diaria de vinagre de manzana. En caso tal de que no lo toleres el sabor por lo intenso que es, puedes agregar la cucharada de vinagre de manzana en un vaso de agua para que así se te facilite su consumo.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar