El sueño de la mayoría de las mujeres es tener un cabello sano, fuerte y abundante. Sin embargo, esto es algo que no todas logran fácilmente, e inclusive algunas ni lo logran. Por esto es que el tema del crecimiento del cabello puede volverse una mortificación.

Cuando el cabello no tiene la apariencia que quieres, es posible que se deba a que no le das el cuidado que necesita, es decir no lo hidratas correctamente ni lo cepillas como es debido.

Hay que saber que el cabello empieza a crecer desde la raíz o el folículo, por debajo de la piel. El cabello sano lleva a cabo su alimentación mediante los vasos sanguíneos que se encuentran en la base de los folículos, y estos brindan los nutrientes necesarios para que el cabello crezca.

Asimismo, los cabellos deben pasar por un total de cuatro fases de crecimiento diferentes, las cuales van desde que el cabello comienza con su crecimiento hasta que debe caerse (lo cual sucede al transcurrir unos cuantos años). Cada cabello que se tiene puede encontrarse en una fase diferente de crecimiento.

Como tener un cabello sano

El largo del cabello sano depende proporcionalmente de lo que dure la fase de crecimiento (que por lo general tiene una duración que va de dos a seis años). Mientras más prolongada sea la duración de dicha fase, más va a crecer el cabello sano; y en esto también influyen los factores hormonales, genéticos, metabólicos y nutricionales. Igualmente, hay profesionales que afirman que el cabello crece en base a los oligoelementos, el flujo sanguíneo, las vitaminas y los aminoácidos.

Las fases del crecimiento del cabello

  • Fase anágena: Esta es la fase de crecimiento, su duración varía entre dos a seis años y es la determinante de lo largo del cabello. Con el transcurrir del tiempo la cantidad de tiempo que dura esta fase disminuye, por consiguiente el cabello se debilita y pierde grosor. Para que el cabello siga creciendo sano, es fundamental que en la alimentación estén presentes alimentos ricos en nutrientes.
  • Fase catágena: Es la fase de transición, su duración es corta ya que tan solo dura diez días. En esta fase el folículo disminuye su tamaño y es separado de la papila dérmica.
  • Fase telógena: Es la conocida como fase de reposo, es un descanso cuyo tiempo de duración es de tres. Se estima que aproximadamente un 15% del cabello que se tiene se encuentra en esta fase. Cuando el cabello se encuentre en reposo, empieza el crecimiento de un cabello nuevo.
  • Fase exógena: Es la fase del cabello nuevo y forma parte de la fase telógena, y aquí es donde el nuevo cabello comienza el ciclo de crecimiento. Alrededor de 50 a 100 cabellos se caen a diario, pero esto es completamente normal en el cabello. Cuando el cabello entra a la fase de reposo tempranamente, es posible que se caiga en exceso el cabello y por consiguiente el cabello se debilite.

Remedios para el cabello sano

¿Cuánto crece el cabello en un año?

Según los expertos, el cabello sano crece aproximadamente uno 0,4 milímetros a diario, 1 centímetro al mes y 15 centímetros al año. Asimismo, el cabello tiende a crecer con una mayor rapidez en las mujeres adultas que en los hombres adultos, y a medida que la persona va envejeciendo se ralentiza el proceso de crecimiento del cabello.

Hay que tener en cuenta que el crecimiento del cabello no es uniforme dado a que hay determinadas áreas del cuero cabelludo donde va a haber cabellos que estén en las distintas fases del ciclo de crecimiento.

En un cuero cabelludo sano, sin ningún tipo de problema, se estima que un 85% del cabello está en la fase anágena, un 14% en la fase catágena y 1% en la catágena. Por consiguiente, el cabello crece con más rapidez en la coronilla que en las zonas temporales.

Remedios caseros para acelerar el crecimiento del cabello sano

  • Aloe vera: Esta planta es muy efectiva para cuidar el cabello ya que contribuye para conservarlo fuerte, sano y brillante, y también ayuda a que crezca. Para aplicar este remedio casero, debes cortar una penca de sábila, retirarle el cristal y cortar a este en trocitos, luego dejas esos trozos remojando en agua durante la noche. Luego el próximo día utilizas ese líquido que se formó para que te laves el cabello. Puedes utilizarlo varias veces a la semana para obtener mejores resultados.
  • Cebolla: Es posible que el olor de la cebolla no te agrade para nada, sin embargo es excelente para estimular el crecimiento del cabello dado a que mejora la circulación de la sangre del cuero cabelludo. Hay dos modos de elaborar remedio casero con cebolla, ya que puedes picar la cebolla en trozos y agregarla al champú que utilizas usualmente y aplicártelo tres veces por semana. También puede hacer una mascarilla licuando trozos de cebolla con miel.

Beneficios de un cabello sano

  • Aceite de romero: Es una hierba muy recomendada para el crecimiento del cabello por las increíbles propiedades estimulantes que posee. La preparación de este remedio es bastante fácil dado a que solo tienes que mezclar dos cucharadas de romero seco con media taza de aceite de oliva. Luego en un microondas lo calientas por dos minutos y dejas que repose por un lapso de tres días. Posteriormente, procedes a colar la mezcla y la almacenas en una botella. Para su aplicación, primeramente deberás lavarte el cabello con champú y luego utilizas este aceite de romero haciéndote masajes en el cuero cabelludo.
  • Agua de papa: La papa posee muchos nutrientes que son muy buenos para el cabello. Preparar este remedio es muy sencillo, solo debes retirar las cáscaras de la papa y colocarlas a hervir en agua, es decir cocerlas. Después, deja que reposen hasta que el agua se encuentre tibia. La aplicación del remedio se basa en que primero laves tu cabello como comúnmente lo haces y que luego utilices el agua de papa para el enjuague final.
  • Claras de huevo: Los huevos aportan proteínas que son fundamentales para el organismo, y además de esto también contienen vitaminas que son muy beneficiosas para el cabello sano y por supuesto ayudan en el crecimiento del mismo. Para sacarle el máximo provecho a las propiedades del huevo para hacer crecer el cabello, debes partir un par o más huevos, separas las yemas y procedes a batir las claras. Posteriormente, aplicas esta mascarilla en tu cabello y dejas que haga efecto por media hora. Para finalizar, enjuagas tu cabello como normalmente lo haces. Lo recomendable es que te apliques esta mascarilla dos veces semanalmente.

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar