¿A quién no le han pedido nunca que le den un masaje? Si estás entre esos, seguramente a casi todo el mundo. Siempre se nos habrá pasado por la cabeza en ese momento, “necesito aprender a dar un buen masaje para la siguiente vez”. Y es que no nos gusta nunca quedar mal delante de esa persona que nos gusta, por eso vamos a darte algunos consejos para aprender a dar un buen masaje.

Los trucos que te damos para aprender a dar un buen masaje son muy básicos y te servirán para salir de un apuro. En caso de querer perfeccionar más la técnica, siempre te quedarán los cursos de masaje y quiromasaje que se encargan de impartir centros especializados en ello, como la Escuela Europea Parasanitaria (ESPS)

Trucos para aprender a dar un buen masaje

 

  • El entorno es clave a la hora de realizar un buen masaje. No es lo mismo hacerlo en una salita con música relajante y luz tenue a hacerlo en una habitación fría, a oscuras y con música inadecuada. No hace falta tener una sala específica para ello. El salón de casa o la propia habitación pueden ser un lugar perfecto. Con las persianas medio bajadas u una pequeña luz tenue que de un aspecto relajante. Música clásica en un volumen muy tenue y una correcta temperatura en el ambiente.
  • Aceite o crema para reducir la fricción: Debemos untarnos las manos de aceite o crema especial de masaje. En caso de no haber aceite de oliva es una buena opción, pero cuidado con las cantidades. Un poquito será suficiente para reducir la fricción y no hacer daño. El aceite o la crema debemos untarlo en las manos lo primero y frotarlas unos segundos para aumentar la temperatura. De lo contrario, al untarlo sobre la piel donde se va a dar el masaje puede llegar a ser desagradable.
  • Fricciones y amasamientos en la zona como masaje. No hay que ser muy brusco/a, pues podemos hace daño ni muy suaves, ya que no sentirán nada. Las repeticiones son importantes para conseguir relajar la zona donde se está realizando el masaje.
  • Para finalizar, debemos realizar movimientos suaves y superficiales para ayudar al músculo a su posición antural y favorecer el riego sanguíneo. La recomendación de una buena ducha al acabar el masaje es una gran elección.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar