<

Hace poco hablábamos de la importancia practicar deporte de manera correcta y saludable, pero nos hemos dado cuenta de que se queda pequeño sólo hablando de los requisitos para ser un buen deportista y el calentamiento y los estiramientos.

Para poder realizar una práctica deportiva debemos tener en cuenta otros factores que son de vital importancia.

Dieta

No es que la dieta sea fundamental para la práctica de cualquier deporte. No hablamos tampoco de una dieta estricta de adelgazamiento. Hablamos de una preparación previa y posterior para la correcta ingesta de alimentos para que tanto el ejercicio como la recuperación del cuerpo una vez finalizado el ejercicio vayan bien.

No debemos ingerir alimentos con un alto poder nutritivo al menos una hora antes de empezar el ejercicio. Sin embargo es recomendable la ingesta de carbohidratos un par de horas antes de comenzar ya que estos darán la suficiente energía a los músculos para que la actividad se desarrolle correctamente.

Una vez finalizado el ejercicio deberemos esperar al menos otra hora a que el cuerpo vuelva a su estado habitual antes de comenzar a comer. Una comida ligera ayudará en la recuperación y nos ayudará a practicar deporte de manera correcta y saludable la próxima vez.

Sudoración y hidratación

Si antes hablábamos de la dieta, la hidratación antes, durante y después de una prueba física exigente es casi una obligación. El agua es la mejor opción si la práctica deportiva dura menos de una hora. Para tiempos superiores está demostrado que conviene alternar el agua con bebidas isotónicas o aguas con carbohidratos que nos ayudarán a reponer parte de lo que estamos gastando.

Ayudará el que empecemos a beber antes de empezar el ejercicio, y siempre en pequeñas cantidades para no fatigar a nuestro organismo. Hay que prestar especial atención a la práctica de deporte al aire libre en verano, pues el desgaste de líquidos será muchísimo mayor que en otro día sin tanto calor.

Ropa adecuada

Dependiendo de la temporada del año en que se esté realizando la actividad deberemos elegir un tipo de ropa. La ropa que debemos elegir siempre debe ser cómoda y transpirable. La ropa ceñida ayuda a que la piel pueda ventilarse mejor y que el sudor que desprende salga al exterior.

Para la práctica de deporte en invierno debemos prestar especial atención a la capa que está sobre nuestra piel que sea cómoda y transpirable pero que a la vez favorezca la expulsión del sudor al exterior para que la piel se mantenga lo más seca posible. La capa superior dependerá de la lluvia donde tendrá que ser impermeable pero transpirable y el frío. Los gorros, bragas y bufandas ayudan a mantener la temperatura del cuerpo en climas fríos.

Calzado adecuado

Otra de las cosas más importantes es llevar un calzado adecuado al ejercicio físico que se esté realizando. Y  es que no valen para lo mismo unas zapatillas de “running” que unas zapatillas para jugar un partido de padel o baloncesto. Ya sabemos que el calzado es caro y posiblemente no vaya a pasar nada por jugar un partido de baloncesto con unas zapatillas de padel, pero debemos tener en cuenta que ese no es su fin. Si vamos a practicar de manera continua un deporte en concreto debemos hacer con un calzado adecuado para ese deporte en concreto.

El calzado es uno de los elementos más importantes para nuestra salud y bienestar a la hora de practicar deporte de manera correcta y saludable.