<

El autismo es un trastorno psicológico, es realmente importante que toda persona que ha sido diagnostica con autismo sea trata a temprana edad para que los beneficios sean más prontos y se le dé una mejor calidad de vida mediante los distintos tratamientos para ello. La musicoterapia en autismo resulta verdaderamente beneficioso, en razón de que puede contribuir para mejorar las capacidades del niño con TEA o autismo, en primer lugar una persona con autismo suele estar alejada del contacto con la sociedad, es mediante la musicoterapia que puede incentivarse para su incorporación en grupos sociales, así como también contribuye en la comunicación. Esta disciplina deriva del área de la salud, proporciona cambios positivos en razón a la conducta humana, utilizando en el cumplimiento de su objetivo instrumentos musicales que le sirven como medio fundamental. Este tipo de terapias deben ser impartidas siempre por un profesional cualificado, en este caso los musicoterapeutas.

¿Cómo puede ayudar la músicoterapia a las personas con autismo?

El autismo provoca ciertas alteraciones conductuales, así como también en la personalidad, lo que acarrea la intervención de terapias psicológicas, la musicoterapia en autismo ha sido demostrado que interviene en cada uno de los ámbitos necesarios para mejorar la calidad de vida de una persona con autismo, pues se fomenta la integración de la persona a la sociedad, comenzando por la comunicación interna consigo mismo. Uno de los logros que se pueden obtener, es mejorar la atención, de igual manera la comunicación verbal y no verbal. La musicoterapia además de disminuir los daños conductuales, también se enfoca en disminuir los movimientos estereotipados o repetitivos, característicos del autismo, mediante la práctica de diferentes técnicas a realizar, como por ejemplo ejercicios de vocalización, tocar instrumentos musicales, movimientos para seguir ritmos musicales entre otras técnicas.

Beneficios de la terapia en autismo sin usar fármacos

El principal beneficio de la musicoterapia en autismo, radica en la mejora conductual, disminuyendo la agresividad y rabietas que caracterizan a una persona con autismo, de igual manera mejorara la coordinación tanto de manos y pies, lo que se les dificultad a las personas con autismo, así como también educa la percepción, para que puedan aprender como interactuar con su entorno social.